Temores de los coches inteligentes

El avance de la tecnología ha sido mucho como ya lo hemos reseñado muchas veces en yetiworld, pero así como damos buenas noticias de prototipos que pueden cambiar nuestra vida, también debemos reseñar el impacto sobre el consumidor final, o mejor dicho, cuales son las impresiones de estas personas.

Si bien, la tecnología de los coches inteligentes, los cuales pretenden ser autónomos, es algo que nos gusta y nos deja con la boca abierta, también es cierto que este tipo de tecnología causa cierto temor entre los potenciales consumidores.

Uno de los temores más grandes con respecto a los coches inteligentes es el tema de la seguridad pues debemos recordar que estos vehículos estarían coordinados por un sistema de GPS, que aunque puede ser muy confiable, crea dudas al respecto.

Como verán, las dudas de seguridad van evolucionadas, antes quizá nos preocupábamos por tener el número de un cerrajero en sabadell por si se nos quedaban las llaves dentro, y ahora nos preocupamos de que el sistema de GPS no funcione y nos matemos en el camino.

Si, a ese nivel puede ser el desastre con los coches inteligentes, por eso es que aún se hacen pruebas y seguramente se estén planteando maneras en que estos vehículos puedan tener una verdadera autonomía; es decir, que no dependan de la señal en vivo del internet para decidir qué hacer.

Una vez más me voy a referir al caso de los cerrajeros e born, pues es otro temor que se tiene. El ciberataque, es decir, que alguien entre al sistema y manipule un vehículo a su antojo es algo que nos causa una gran preocupación. La verdad es que la idea no es del todo desquiciada, cualquier hacker podría entrar en la red que dirige a los carros y causar caos, ya te digo, incluso muertes puede haber.

Entonces, si, la tecnología d ellos coches inteligentes es buena y se aplaude, peor no cabe duda de que los usuarios finales tienes sus reservas en cuanto a su uso, y es que si bien estamos dispuestos a salir de la zona de confort, dejar todo el control en manos de una maquina no es algo que nos guste demasiado.

Lo cierto es que, eventualmente, los creadores de la tecnología irán garantizando que estos temores desaparezcan, por supuesto, no del todo, pero si a un nivel en donde la gente se anime a comprar este tipo de vehículo y usarlo como hoy se usan los coches.